martes, 12 de enero de 2010

TEMA 2.- DEFINICIÓN ETIMOLÓGICA Y DIVISIÓN DE LA FILOSOFÍA

Definición etimológica de filosofía

La palabra filosofía proviene de dos términos griegos:
· Filos= amigo, amante
· Sofía = sabiduría
Antiguamente, los que estudiaban y sabían mucho se llamaban sofos, es decir sabios. Luego pensaron que esa expresión era muy presuntuosa y entonces quisieron llamarse “amigos o admiradores del saber”.

Si atendemos a la definición nominal anterior y a la esencial estudiada; observaremos que antes de la aparición de Tales de Mileto ciertamente había reflexión, e incluso ciencia, pero aun no podía hablarse de filosofía, por varios motivos. El más importante de ellos es que se buscaba la sabiduría o la solución a ciertos problemas con un objetivo utilitario, que no era la reflexión pura. A través de los tiempos, ese objetivo no ha variado, a pesar de que exista una gran cantidad de filósofos, y de que sean diferentes sus posesiones antes los mismos problemas.

División de la filosofía

Al preguntarnos cuales son los temas que trata la filosofía nos encontramos con que estudia todo lo existente, y por eso se pueden dar múltiples divisiones de esta ciencia.

I.- La filosofía especulativa o teórica: es la más abstracta de todas; hace aun lado las características individuales y concretas. Incluye a la metafísica, que es la ciencia que estudia al ser en cuanto que es; la teodicea, que es el tratado filosófico de Dios; a la psicología antropológica, que estudia al hombre en cuanto ser racional, y a la cosmología, que se refiere a la naturaleza material de los seres.

II.- La filosofía instrumental: es menos abstracta y, por tanto, más sencilla y fácil de entender. Comprende a la lógica la cual es la ciencia que estudia el pensamiento; a la metodología, que se ocupa de hallar y utilizar los sistemas más seguros para llegar a la verdad en la ciencia, y a la teoría del conocimiento, que es el estudio del hecho de conocer.

III.- La filosofía práctica o de aplicación: es la más útil, porque se refiere a los fundamentos racionales de nuestra actividad, y por eso incluye a la ética, que se refiere a las conductas consciente y libre del humano; a la estética, que es el tratado de la belleza y las artes, y a la filosofía aplicada a las ciencias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada